jueves, 17 de mayo de 2018

Bolsa de Trabajo Argentina


Cada vez que una persona se toma la tarea de buscar trabajo, por uno u otro motivo parece terminar con un dejo de frustración, de cansancio. Muchas cosas han cambiado en este ámbito desde que Randstad, la bolsa de trabajo más exitosa de Argentina, llegó hace más de tres décadas con la intención de hacer esta labor mucho más sencilla.

No es un requerimiento pasar horas y horas en el proceso de buscar trabajo, francamente, solo es necesario ingresar a Randstad, que como bolsa de trabajo ofrece un sinfín de opciones para todos los gustos y experiencias habidas y por haber. Con un currículum bien elaborado y con la mente bien clara y positiva, ya tendrás el camino ganado.

Si nunca has tenido suerte al momento de buscar trabajo, es porque no te has topado en el camino con Randstad, la segunda bolsa de trabajo más grande a nivel mundial y con marcados casos de éxito en el mercado argentino en lo que a captación y gestión de recursos humanos se refiere. Nunca antes fue tan fácil dar con el empleo de tus sueños.

Que no te tome desprevenido el hecho de buscar trabajo. Que un buen currículum sea tu mejor carta de presentación, sin dejar cabos sueltos, tal como lo plantea Randstad, la exitosa bolsa de trabajo. No se trata de miles de páginas con letras sin sentido, se trata de dar en el clavo con tus experiencias y tus habilidades, para conseguir el empleo que tanto has esperado.

No es difícil buscar trabajo, siempre y cuando así lo creas y dejes a Randstad la parte que te genera hastío. Como bolsa de trabajo, se encarga justamente de lo que a ti tanto te preocupa, y es la de cazar las vacantes de empleo que se adapten a tus necesidades, a tu experiencia laboral, a lo que te has planteado como meta. Con esta plataforma el "busco trabajo" deja de ser una situación desesperante para convertirse en una etapa de aprendizaje y lograr un mejor puesto laboral.

Si aún te quedan dudas, solo necesitas ingresar a Randstad, la bolsa de trabajo más importante de Argentina, y dejarte llevar al momento de buscar el trabajo con el que tanto has fantaseado. Te aseguramos que es totalmente posible si así decides creerlo.

viernes, 11 de mayo de 2018

Préstamos Personales sin Recibo de Sueldo

Recuerdo como si fuese ayer el día en que nació mi primer hijo. No cabía de la emoción porque esperaba desde hacía años su llegada y definitivamente se trataba de un cambio en mi vida que quería enfrentar. El problema surgió cuando me di cuenta de que tenía que hacer un sinfín de modificaciones en mi vida porque no tendría quien me ayudara a cuidarlo, y fue ahí donde entraron al juego los préstamos personales sin recibo de sueldo.

No tenía a mi esposo para ayudarme, porque él venía a casa por trabajo cada cuatro meses. Toda mi familia vive fuera de la ciudad, por lo que tampoco era una opción para mí, y mi trabajo, pese a que era muy bien remunerado, me quitaba doce horas diarias, por lo que no tendría tiempo para mi maternidad. Un préstamo personal podía ayudarme a emprender un negocio que tuviese la oportunidad de gestionar desde casa.

Una vez que tomé la decisión, solicité un préstamo personal con el fin de dar comienzo a un proyecto que me ayudara a poder estar con mi bebé y a la vez obtener el sustento para ambos. Como siempre me ha gustado la cocina libanesa, tomé en consideración la posibilidad de hacer un servicio de catering para eventos con todo lo relacionado a este tipo de gastronomía.

Una empresa me ofrecía préstamos personales sin recibo de sueldo a tasas de interés fijo, con la posibilidad de realizar las solicitudes desde la comodidad de mi hogar, sin la necesidad de tener que acudir a miles de reuniones y entregar un montón de documentos. Si mi tema era justamente la falta de tiempo, esta era mi mejor opción, porque me permitiría obtener lo que necesitaba sin hacer sacrificios. 

No podría estar más feliz con el préstamo personal que solicité. Gracias a él pude obtener lo necesario para dar camino abierto a mi emprendimiento y disfrutar con paz y tranquilidad de la mejor faceta de mi vida, que es justamente la maternidad. La experiencia fue espectacular y la repetiría una y otra vez de ser necesario.